En este momento estás viendo Caso de éxito: recurso contencioso administrativo ante la denegación de visado de estudios

Caso de éxito: recurso contencioso administrativo ante la denegación de visado de estudios

En el artículo de hoy queremos retomar la presentación y explicación de recientes casos de éxito de nuestro despacho en la vía judicial. Hasta ahora hemos repasado aquí el caso de éxito de un recurso contencioso administrativo ante la denegación de un visado de turismo, así como el caso de éxito de otro recurso contencioso administrativo, esta vez ante la denegación de un visado tras matrimonio.

En esta ocasión queremos presentarte el caso de éxito de un recurso contencioso administrativo ante la denegación de un visado de estudios, en el que el estudiante solicitaba, además, los correspondientes visados como acompañantes para su cónyuge y sus dos hijos menores de edad. Los cuatro fueron denegados por el Consulado de España en La Habana.

Desgraciadamente, se trata de una situación que suele repetirse con frecuencia y en la que los perjudicados, en ocasiones por desconocimiento, no hacen ejercer sus derechos recurriendo dichas denegaciones, que a la postre son revocadas por no ser ajustadas a derecho e incumplir la normativa de aplicación a la materia.

En otros casos, existe la creencia infundada de que aguardando un tiempo pueden volver a presentar la solicitud con la esperanza de que en ese nuevo intento sea aprobada, sin que exista garantía de que eso suceda. Esto implica una pérdida de tiempo y recursos, cuando lo más conveniente es invertirlos en el procedimiento judicial para recurrir la resolución denegatoria inicial.

Es por todo ello que, a efectos didácticos, queremos abordar el tema mediante el análisis de uno de nuestros últimos casos de éxito, tras el cual la familia implicada ya se encuentra establecida en España al obtener una sentencia favorable por parte del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Aquí puedes acceder a la sentencia completa del caso a favor de nuestro recurso, por si quieres consultarla.

A continuación lo explicaremos detallando cómo se produjo la denegación original, y de qué forma lo enfocamos para desarrollar el recurso con el que el TSJM nos dio la razón.

 

Contexto del caso

El origen del asunto está en la solicitud de un visado de estudios por parte del interesado, quien solicitó además los correspondientes visados como familiares acompañantes para su cónyuge y sus dos hijos menores de edad.

Para la solicitud de este visado de estudios se aportaron todos los documentos preceptivos en este caso, por lo que el solicitante y su familia cumplían con los requisitos exigidos para que les fueran emitidos los visados que solicitaban.

 

Respuesta de la Oficina Consular Española

A pesar de cumplir con los requisitos exigidos, transcurridos varios días desde la solicitud de los visados la Oficina Consular de España en La Habana comunicó al interesado y a su familia la denegación de los mismos.

En su resolución hacía constar como motivo lo siguiente:

(…) por apreciarse contradicciones en la documentación bancaria presentada por el interesado que no acreditan una capacidad económica continua en el tiempo y sobre la que el interesado no ha podido señalar su procedencia. El solicitante no ha demostrado fehacientemente el origen legítimo de los medios que presenta y que en ningún caso corresponden a su caudal declarado fiscalmente de rentas propias o de su familia directa que llevan a la conclusión de que nos encontramos ante una simulación documental con afán puramente migratorio, ajeno a un verdadero interés de cursar estudios en España. Asimismo, no hay garantías de retorno a Cuba una vez finalizados sus estudios.

Y en el caso de su esposa e hijos en común menores de edad:

(…) por no tener el titular de la autorización de estancia por estudios garantizados los medios económicos necesarios para sufragar los gastos de estancia y regreso a su país del familiar solicitante.

 

Nuestro enfoque sobre el caso

Ante estas respuestas del Consulado de España en La Habana, en Quintero Abogado planteamos un recurso ante el TSJM basado en rebatir los anteriores supuestos motivos de denegación, siguiendo en todo momento las normas legales y el criterio de los tribunales nacionales y comunitarios sobre la materia.

Estos fundamentos jurídicos sirvieron para que el TSJM nos diera la razón, revocando la decisión de la oficina consular y ordenando a la misma que tramitara los respectivos visados para nuestros clientes.

A continuación, te damos más detalles sobre los fundamentos en los que basamos el recurso.

 

Fundamento primero

Indican las autoridades consulares, sin aportar ningún tipo de detalle, explicación o fundamento al respecto, que aprecia “contradicciones en la documentación bancaria presentada por el interesado que no acreditan una capacidad económica continua en el tiempo y sobre la que el interesado no ha podido señalar su procedencia”.

No explica la Administración cuáles son esas contradicciones a las que alude, pues la documentación bancaria aportada era clara y demostraba la capacidad económica necesaria que posee la unidad familiar para permanecer en España durante el tiempo por el que el titular cursará estudios.

Además, habla de capacidad económica continua en el tiempo (al parecer, en referencia a la estabilidad de los ingresos con anterioridad a la solicitud de visado), y a la justificación de la procedencia de los mismos. Cuestión esta última igualmente innecesaria, y sobre la que las autoridades consulares tampoco aclaran de qué forma les gustaría que se demostrara la procedencia de ingresos en un país como Cuba.

Por demás, la Administración no cuestiona directamente la suficiencia de los medios económicos que se acreditan, siendo este el único requisito exigible. Por tanto, el solo hecho de constar en el expediente dicha acreditación debería haber sido razón suficiente para la emisión de los visados. Dicho de otro modo: la documentación bancaria presentada por el solicitante no tenía que acreditar “una capacidad económica continua en el tiempo”, sino la capacidad económica necesaria para garantizar la estancia en España de la unidad familiar. Y esta cuestión consta acreditada y la propia Administración no lo cuestiona en su resolución denegatoria.

 

Fundamento segundo

Seguidamente, se cuestiona en la resolución el origen de los medios económicos acreditados y se extrae la conclusión de que “nos encontramos ante una simulación documental con afán puramente migratorio, ajeno a un verdadero interés de cursar estudios en España”.

Sin embargo, lo cierto es que esta cuestión carece de fundamento porque a pesar de la no exigencia de dicha acreditación, consta justificado en el expediente administrativo la capacidad de ahorro de la unidad familiar, y con ello la posibilidad de disponer, como disponían, de medios económicos propios.

Por último, sustenta la Administración otra aseveración carente de fundamento y gratuita, acusando a los interesados de tener “afán puramente migratorio” y no de estudios, sin haber llevado a cabo indagación, entrevista y/o investigación complementaria al efecto conforme exigen las normas comunitarias de aplicación para la solicitud de visados.

 

Fundamento tercero

En tercer lugar, y tras las aseveraciones anteriores, concluye la Administración que “no hay garantías de retorno a Cuba una vez finalizados sus estudios”. Expresión gratuita que tampoco se sustenta, como en el caso del anterior argumento, en las aludidas normas comunitarias.

En definitiva, elementos todos ellos que habían quedado sobradamente acreditados en el caso del solicitante y su familia, por lo que la conclusión no podía ser otra que la improcedencia de las denegaciones que se recurrieron ante el TSJM.

 

Criterios y decisión final del TSJM

Una vez analizado el caso y expuestos por escrito nuestros argumentos ante el Tribunal, el mismo procedió a dictar sentencia que nos da la razón y acoge la integridad de nuestros argumentos.

Además, resulta muy interesante la lectura del siguiente extracto de la sentencia, que reproducimos a continuación.

Recuerda que también ponemos a tu disposición la sentencia completa, por si quieres consultarla desde aquí. 

En este específico y singular caso, a tenor de la documentación expuesta, esos medios económicos acreditados de la familia recurrente en los términos recogidos en la demanda y probados determinan en este caso que sí se cumple con ese requisito legal de medios económicos (IPREM: 100% para el esposo estudiante en los 13 meses de estudios, la esposa el 75% y el 50% por cada hijo).

(…)

Respecto a las alegaciones de los actos recurridos sobre el origen de los ingresos de dichos solicitantes, consta, como se ha expuesto, que al menos el marido trabajó en su momento en Cuba. En cualquier caso, resaltar que lo que exige la legislación aplicable es que los interesados posean esos medios en los términos exigidos y que sean disponibles, lo que se da en este caso por lo visto.

En relación a que no hay garantías de regreso, en la legislación aplicable y arriba expuesta no existe requisito en tal sentido y la finalidad del presente visado principal (…), es cursar estudios de formación con un principio y un fin y la posibilidad de que la familia acompañe al estudiante. Resaltar que en los pasaportes de ambos cónyuges solicitantes constan anteriores visados concedidos a los mismos de entrada en territorio Schegen.

Por todos los anteriores razonamientos, y dado que no se acreditan los motivos de denegación articulados por las resoluciones recurridas (…), procede anular por no ajustarse a derecho dichos actos (artículo 48.1 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre), y teniendo en cuenta que se trata de solicitudes de autorización administrativa, declarar el derecho de todos los recurrentes a obtener su respectivo visado de estancia para estudios y de familiar de estudiante solicitado.

 

Cómo podemos ayudarte en una situación similar

Como hemos comentado, casos como el anterior son tristemente habituales y, en muchas circunstancias, la falta de conocimientos de los interesados hace que no se presenten los recursos necesarios para combatir una resolución denegatoria injusta y poco o nada acreditada.

Mediante estos casos de éxito queremos mostrarte que en Quintero Abogado tenemos una amplia experiencia en este tipo de situaciones, y podemos ayudarte si te encuentras en una posición similar.

Como abogados especialistas en extranjería abordamos cada caso desde el enfoque adecuado, construyendo los argumentos y recursos necesarios para que tu solicitud prospere y los tribunales corrijan cualquier denegación previa.

Solicita ya una cita con nosotros desde aquí.