En este momento estás viendo Aspectos prácticos sobre la Ley de Emprendedores: autorizaciones de residencia para emprendedores (Parte II)

Aspectos prácticos sobre la Ley de Emprendedores: autorizaciones de residencia para emprendedores (Parte II)

En nuestro artículo de hoy seguiremos abordando diversos aspectos prácticos relacionados con la forma en que la administración interpreta la Ley de Emprendedores, en lo que a las materias de extranjería y autorizaciones de residencia se refiere. Este artículo es una continuación de este otro que publicamos la semana pasada, por lo que si no lo leíste te recomendamos empezar por ahí.

Debemos reiterar que esta cuestión nos parece muy relevante, pues estos expedientes se encuentran sujetos, en muchos de sus aspectos medulares, a la interpretación de la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos (UGE-CE). Y esto es así, como ya comentamos en el anterior texto, porque no existe un reglamento de desarrollo de la Ley de Emprendedores que defina y delimite muchos de sus requisitos genéricos.

Debemos recordar, igualmente, que esta normativa establece las condiciones para la entrada y permanencia en España, por razones de interés económico, de los ciudadanos extranjeros que acrediten su condición de inversores, emprendedores, profesionales altamente cualificados, investigadores, trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales y teletrabajadores internacionales (nómadas digitales).

 

¿Qué debemos entender como actividad emprendedora y empresarial?

En primer lugar, debemos partir de la base de que se entenderá como actividad emprendedora aquella que sea innovadora y/o tenga especial interés económico para España. Para ello, a tal efecto contará con un informe favorable emitido por la Empresa Nacional de Innovación Sociedad Anónima (ENISA).

 

¿Cómo se evalúa el carácter innovador?

Los criterios en los que se basará esta entidad para la evaluación del carácter de emprendimiento innovador serán variados. Así, se contemplará la presencia de innovación en alguno de los siguientes aspectos: el modelo de negocio, el producto o servicio, los procesos diferenciados de la empresa, la utilización de tecnología propia, o la utilización de patentes y otros derechos de propiedad industrial.

Los criterios para que ENISA emita el informe favorable que es necesario presentar en estos expedientes, tomando en consideración el grado de innovación, serían los siguientes:

a) Que la actividad emprendedora haya sido beneficiaria de financiación o ayuda pública para el desarrollo de proyectos de I+D+i o emprendimiento innovador en los últimos tres años, sin haber sufrido revocación por incorrecta o insuficiente ejecución de la actividad financiada.

b) Que la actividad emprendedora haya recibido un premio o reconocimiento, al menos regional y en la condición de ganador o finalista, como empresa innovadora.

c) Que la actividad emprendedora sea objeto de un informe motivado emitido por el Ministerio de Ciencia e Innovación respecto a su alto grado de innovación.

d) Que la actividad emprendedora acredite disfrutar de bonificaciones en la cotización a la Seguridad Social por tener contratado personal investigador.

e) Que la actividad emprendedora disponga del Sello Pyme Innovadora, concedido por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

f) Que la actividad emprendedora disponga de las certificaciones Joven Empresa Innovadora (EA0043) o Pequeña o Microempresa Innovadora (EA0047), emitidas por AENOR; o de certificación conforme a la norma UNE 166.002-Sistemas de gestión de la l+D+i.

 

¿Cómo se evalúa el carácter de interés económico?

Por su parte, los criterios para la evaluación del especial interés económico para España contemplan el grado de escalabilidad de la actividad emprendedora, a partir de los siguientes:

a) Grado de atractivo del mercado: se valorará la oferta y demanda del sector en el que se opera, la generación de tracción, las estrategias de captación de usuarios o clientes, así como el crecimiento de la demanda, la sensibilidad de la demanda al ciclo económico, las barreras de entrada para nuevos oferentes, y otros aspectos que pueden ayudar a establecer o inferir el grado de atractivo del mercado.

b) Fase de la vida de la empresa: se valorará la implementación de prototipos y la obtención de un producto mínimo viable o la puesta en mercado del servicio, así como la posición que tiene la empresa solicitante en el mercado, si sus productos/servicios están o no en el mercado, desde cuánto tiempo se comercializan, cuánto llevan en desarrollo, o cuánto tardarán en llegar a la fase de comercialización, entre otros.

c) Modelo de negocio: se considerará respecto de cada solicitante la escalabilidad del número de sus usuarios, del número de sus operaciones o de su facturación anual, así como la definición y monetización de su actividad, productos y/o servicios, y los objetivos y naturaleza de su plan de inversión y su financiación.

d) Competencia: se valorarán las empresas competidoras en su ámbito o sector de actividad y la diferenciación respecto de las mismas, incluyendo las ventajas e inconvenientes, así como las fortalezas y debilidades que presentan las empresas competidoras respecto a la empresa solicitante.

e) Equipo: se valorará la experiencia, formación y trayectoria del equipo que componga la empresa solicitante, tanto la experiencia previa en otras empresas y sectores afines del equipo directivo, como la solvencia y tradición de los socios.

f) Contratos con proveedores, suministradores y contratos de alquiler: se considerará las empresas y/o profesionales que prestan servicios a la empresa solicitante y su importancia en el proceso de producción.

g) Clientes: se considerará el volumen de clientes o usuarios, su grado de concentración y su relevancia o condicionamiento para la empresa en función de su diversificación.

 

Tomando en cuenta todos los factores anteriores, ENISA podrá informar desfavorablemente cuando el modelo de negocio presente dudas razonables de potenciales riesgos reputacionales, regulatorios, éticos o especulativos.

 

¿Cómo se deben emitir las solicitudes a la UGE-EE?

Aclarados todos los criterios de valoración anteriores, que es imprescindible conocer para realizar la solicitud correctamente, es importante también saber de qué manera presentar la documentación. Así pues, junto a las solicitudes deberá remitirse a la UGE-EE la siguiente información:

  1. El perfil profesional de la persona solicitante y su implicación en el proyecto. En caso de que existan varios socios, se evaluará la participación de cada uno de ellos, tanto de quienes solicitan un visado o autorización como de quienes no requieran el mismo.
  1. El plan de negocio. Este debe incluir una descripción del proyecto, del producto o servicio que desarrolla y su financiación: inversión requerida y posibles fuentes de financiación.
  1. Los elementos que generen el valor añadido. Tanto para la economía española como para la innovación y las oportunidades de inversión.

 

Esta información deberá aportarla la persona solicitante en la web de ENISA y, una vez remitida, este organismo emitirá una notificación de entrega de documentación a la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos.

Una vez que la UGE-EE haya comprobado la documentación anterior, y sólo en el caso de admisión a trámite de la solicitud de autorización de residencia, solicitará de oficio informe a ENISA sobre la actividad emprendedora y empresarial del solicitante. El informe, que tiene carácter preceptivo, deberá ser evacuado por ENISA con mención explícita a su carácter favorable o desfavorable en el plazo de diez días hábiles.

 

¿Qué documentación hay que aportar para la autorización de residencia?

A la solicitud de autorización de residencia deberá acompañarse la siguiente documentación:

  1. Copia del pasaporte completo o documento de viaje en vigor (todas las páginas).
  1. Justificante de haber abonado la tasa correspondiente.
  1. Formulario de solicitud firmado por la persona emprendedora.
  1. Acreditación de contar con recursos económicos suficientes.
  1. Certificado de antecedentes penales y declaración responsable de la inexistencia de los mismos en los países donde haya residido durante los últimos 5 años.
  1. Acreditación de contar con un seguro de enfermedad (público o privado).
  1. Declaración responsable donde figure el compromiso de cumplimiento, con carácter previo al inicio de cualquier actividad laboral o profesional, de las obligaciones en materia de Seguridad Social.
  1. Documentación acreditativa del cumplimiento del carácter innovador y/o de especial interés económico.

 

En el artículo que publicamos la semana pasada dábamos más detalles sobre esta documentación y la forma de presentarla. Puedes leerlo aquí.

Finalmente, en cuanto a la renovación de las autorizaciones contempladas en la Ley, es importante tener en cuenta que se comprobará el mantenimiento de las condiciones que justificaron la concesión de la autorización.

 

Te ayudamos a solicitar el visado o autorización de residencia para emprendedores y tus familiares

Como venimos tratando, y con mayor razón en el caso de los visados y/o autorizaciones de residencia para emprendedores, nos encontramos ante expedientes administrativos muy complejos.

De ahí que insistamos tanto en la importancia de dar adecuadamente cada paso, y que sea especialmente valioso contar con ayuda y asesoramiento profesional como el que podemos ofrecerte en Quintero Abogado.

Si es tu caso, y te encuentras en situación de poder solicitar estas autorizaciones para ti y/o para tus familiares, cuenta con nosotros. Nuestra experiencia y conocimiento en la materia harán que puedas ir con mayor tranquilidad a este proceso, con el objetivo de conseguir esta autorización en los plazos marcados.

Contáctanos y pide tu cita por llamada telefónica o videollamada. Estaremos encantados de ayudarte.